Archivos de la categoría ‘Bienvenida’

Bienvenidos a mi Blog!

Publicado: 13 noviembre, 2011 en Bienvenida

Bienvenidos a mi Blog a todos los que habéis querido acceder a él, espero que al menos consiga atraer lo suficiente vuestra atención como para que le dediquéis unos minutos y comentéis vuestro parecer sobre todos los asuntos que vamos a ir viendo a través de sus categorías y entradas.

Permitirme que os invite a razonar vuestros comentarios, con la intención de que podamos  aprender cuanto podamos los unos de los otros, ya que desde mi punto de vista, cualquier blog debe ser una experiencia compartida, y no un monólogo asonante que termina por repeler tanto al que lo edita como al que lo “sufre”. De este mismo instante, os hago partícipes en él. Invitándoos a que acudáis a él cuantas veces consideréis oportunas con el ánimo de establecer una relación participativa, que espero nos aporte a todos los conocimientos conocimientos y ayudas necesarias ante la dificil labor de entender a ese grupo de “incomprendidos” que (no lo olvidemos), hemos sido todos y cada uno de nosotros, y que ahora les toca sufrir a ellos.

Aún recuerdo mi adolescencia, con las mil y una caras que mostraba ante los demás, y otras tantas que ni siquiera me molestaba en dar a conocer a nadie, porque de antemano sabía que jamás me comprenderían. Todos los complejos físicos que arrastré durante ese período, amén de las necesidades de ser aceptada por el grupo, o al menos no ser rechazada por él…., estamos posiblemente ante la etapa más delicada de cuantas nos hace atravesar la vida, porque nuestro cuerpo y nuestra mente transitan por lugares dispares. Mientras que nuestro cuerpo se abre camino hacia el mundo de los adultos, mostrándonos de manera fehaciente que existen “cosillas” que están cambiando, resulta que nuestra mente mantiene un absoluto y complejo conflicto que nos genera un nivel de tensión, angustia y desesperación, que nos lleva a presentarnos ante nuestros familiares como revolucionarios, y ante los amigos como las más de lo más, sin entender que ambas posturas son extremos opuestos de una misma cuerda….. nuestra propio desconcierto.

Espero que a través de las opiniones y comentarios contenidos en este blog que ahora también es el vuestro, podamos ayudar a nuestros adolescentes, en la medida de lo posible.

Raquel

Anuncios